viernes, 14 de junio de 2013

CÓMO DAR BUENOS FRUTOS

Cómo dar buenos frutos
Comparte esta meditación.
Bendiciones,
Enio

Meditación Diaria

A EXPENSAS DEL TRONCO
Reflexiones Cristianas
JUAN 15:5 “Yo soy la vid, vosotros los pámpanos; el que permanece en mí, y yo en él, éste lleva mucho fruto; porque separando de mí nada podéis hacer.”
En el sur de los Estados Unidos existe un tipo de vid que es parásita, sube por los troncos y se adhiere a árboles saludables y fuertes.
Esta uva oscura del tamaño de una nuez se usa para hacer dulces y jaleas, y algunos sureños usan la cascara para hacer pastel de fruta.
El fruto que produce este tipo de vid les ha servido a muchas familias pobres durante muchos años.
En años recientes, esta clase de vid se ha hecho más popular y este tipo de uva se puede comprar casi en todas partes en el sur del país.
A pesar de lo agradable variada y rica que es, esta clase de vid no puede existir por sí misma. Necesita el soporte de árboles bien firmes y arraigados a los cuales adherirse para sustentarse.
Si esta vid se le separa del árbol que le sirve de sostén, se seca y deja de dar fruto.
Como esta vid, nosotros no podemos sobrevivir sin una total dependencia de DIOS. Sin Él no tenemos una verdadera, guía o alimento, y no podemos dar fruto.
Sin embargo, podemos aprender a adherirnos al Señor rindiendo nuestras vidas a Él. Podemos alimentarnos estudiando la Biblia, orando, adorando a DIOS, sirviéndole y obedeciéndole de todo corazón.
Como la vid, al adherirnos a nuestra Fuente podremos crecer saludablemente y dar mucho fruto bueno.

ORACIÓN:  Gracias Señor porque Tú eres mi fuente de vida y dependo de Ti.  Gracias por las muestras de Tu amor.  Ayúdame a comprender Tu Palabra y a ponerla en práctica.  En el nombre de Cristo, amén.